2 de julio de 2022

Juntos x Entre Ríos busca preservarse de la interna nacional

La dirigencia entrerriana se esfuerza para que la encendida interna nacional de JxC no complique el proceso electoral en Entre Ríos. En particular, las grandes diferencias que se expresan en el PRO. Un desdoblamiento electoral los salvaría a los candidatos entrerrianos de tener que adoptar una definición nacional que dividiría en la provincia.

La posible separación de las elecciones provinciales de las nacionales en 2023 liberaría a los precandidatos a gobernador de Juntos por Entre Ríos de tener que definirse en la interna nacional de JxC y, con ello, provocar divisiones en sus propias filas.

Desdoblamiento electoral, negocio para todosPor Pablo Bizai | 09 mayo, 2022

Si el gobernador Gustavo Bordet desdobla las elecciones en Entre Ríos, las presentaciones de listas para las primarias serían en febrero, las PASO en abril y las generales en junio de 2023. Los entrerrianos estarían eligiendo su gobernador una semana antes de que se presenten listas de presidente de la Nación para las PASO de agosto. Con lo justo.

Es el cronograma ideal para evitar interferencias de la interna nacional de JxC, que día a día escala en intensidad, sobre todo en el PRO, entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, en una pelea a la que se suman también Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

La única posibilidad de que esa interna que enfrenta a la derecha (Macri, Bullrich) con el centro (Larreta, Vidal) del PRO salpique a Entre Ríos, es que prospere el planteo de Larreta para que el partido vaya a las PASO con un solo candidato seleccionado en una pre interna; una variante que rechaza de plano Bullrich, con mucho menos estructura que el alcalde porteño. Pero la alternativa de una previa interna cerrada no parece por ahora viable.

La dirigencia entrerriana que acompaña la precandidatura a gobernador de Rogelio Frigerio apuesta a que la definición nacional se produzca recién en junio de 2023, ya con el ex ministro de Macri como gobernador electo. “Es mejor no definirse hasta que no pasen las elecciones provinciales, más en un escenario en el que nos vamos a necesitar todos. Somos muy optimistas, pero no tenemos que confiarnos”, dice a Página Política un dirigente del PRO que sabe distinguir entre una elección legislativa como la que ganó Frigerio en 2021 y una elección provincial donde se renuevan todos los cargos y el peronismo históricamente se hace fuerte, más allá del adverso contexto económico, que por otro lado podría cambiar en un año.

Un adelantamiento de una definición nacional abriría internas donde hoy no las hay. Y la idea de Frigerio ha sido siempre ampliar la base de sustentación de su candidatura para ganar la provincia. El desdoblamiento salvaría a la dirigencia JxER de la obligación de definirse.

Pragmatismo

Frigerio tiene un acuerdo original con Larreta. Y, conceptualmente, coincide con que un 50% por ciento de apoyo puede servir para ganar las elecciones, pero resulta insuficiente para gobernar y adoptar medidas de fondo que ordenen la economía. No es lo que plantea Bullrich, para quien un gobierno de coalición ralentiza la posibilidad de un cambio.

Sin embargo, el entrerriano mantiene buena relación con los dos. Y ha recibido tanto a Larreta como a Bullrich en la provincia. Incluso a Macri, en plena campaña electoral de 2021, aunque no lo haya hecho precisamente con los brazos abiertos.

Las diferencias programáticas y en el modelo de construcción política son claras con Macri y con Bullrich, quienes presentan más coincidencias con Javier Milei que con algunos radicales de JxC. Pero en el PRO de Entre Ríos, que domina Frigerio, saben que ambos “halcones” van a apoyar al precandidato a gobernador, simplemente porque no tienen otro. Y les sirve que un candidato del PRO termine con 20 años consecutivos de peronismo en una provincia, con elecciones en el mes de junio. Sería una noticia que al PRO le sumaría para la interna nacional con la UCR, de cara a octubre.

Además, llegado el caso nadie duda que Frigerio será pragmático. No hay que olvidar que Sebastián García de Luca, que fuera número dos de Frigerio en el Ministerio del Interior, se acercó a Bullrich, igual que su socio Nicolás Massot. Para más datos, Emilio Monzó se alejó de Larreta.

Con independencia de esos movimientos, algunos dicen que Frigerio hizo un pedido expreso a Larreta y Bullrich para que no vengan a Entre Ríos durante la campaña provincial. ¿Qué pasa si no cumplen? “Los vamos a recibir a los dos, como hasta ahora”, responde un legislador del PRO muy cercano a Frigerio.

“Frigerio no se va a alinear con nadie. Al contrario, los candidatos a presidente se van a alinear con Frigerio porque lo ven como el que va a ganar”, asegura un radical que está con el líder del PRO.

Puede que eso ocurra con Larreta, Bullrich, o eventualmente Macri y Vidal. Pero difícilmente los presidenciables del radicalismo apoyen para la interna a un precandidato a gobernador no radical, aunque éste tenga a la mitad de la dirigencia provincial de la UCR detrás suyo.

Se espera que tanto Gerardo Morales como Facundo Manes den su aval a Pedro Galimberti o Darío Schneider, el que sea que el espacio provincial elija para encabezar la lista de las PASO de abril.

Los radicales que enfrentan a Frigerio en la interna tienen buena relación con el gobernador de Jujuy, pero especialmente con Manes, que los había apoyado ya en la interna del año pasado.

Relaciones cruzadas

Después de las PASO ya no habrá problemas. Gane quien gane, será el candidato a gobernador de JxC y recibirá el apoyo de macristas y radicales del orden nacional.

Además, las relaciones son cruzadas entre partidos. Y las listas de la interna de JxER en 2021 fueron mixtas.

Frigerio tiene buena sintonía con Morales, con quien compartió en abril aquel asado “anti grieta” que tanto dio que hablar, junto a Monzó, Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey, Florencio Randazzo, Graciela Camaño, Pablo Javkin y Ángel Rozas.

Las relaciones de Frigerio son aceitadas también con Lousteau con quien cerró el acuerdo electoral más importante en 2021, que convirtió en diputada a Marcela Ántola. Dicen que siguen aceitadas aún en esta nueva etapa del ex ministro de Cristina Fernández, más volcada al radicalismo después de que vio desdibujarse el acuerdo que tenía con Larreta para sucederlo en CABA.

Y también es bueno el vínculo de Frigerio con Alfredo Cornejo, otro presidenciable en la UCR, que en los últimos días se ha mostrado junto a Macri.

Aunque el espacio de Galimberti y Schneider nació con la idea de disputar poder desde la UCR, el año pasado armaron con sectores del PRO críticos de Frigerio, entre los que se encontraban varios “halcones” alineados con Macri.

Nada es lineal en la interna de JxC. Y las categorías partidarias no alcanzan para explicarlo todo.

Paraná

En la capital provincial, el precandidato a la intendencia del PRO, Emanuel Gainza, sigue la lógica de armado electoral de Frigerio. A pesar de mantener un histórico vínculo con Macri, exhibe un álbum de fotos en el que aparecen todos: Macri, Larreta, Bullrich, Vidal.

Distinta es la situación de su rival interna, la diputada Ayelén Acosta. Desde que su nombre empezó a sonar para la intendencia no se ha mostrado más que con Bullrich y la foto de portada de su perfil personal de Facebook, con un primer plano de los ojos de Macri, no deja dudas respecto a su referencia de origen. En su página en la red social, en cambio, ese lugar es ocupado por una foto suya junto a Frigerio.

En la UCR, el aspirante a la intendencia con una referencia nacional más definida es Leandro Brasesco, claramente alineado con Lousteau. Habrá que ver si el senador porteño se queda en CABA o disputa la presidencia, como se especuló en el plenario que Evolución desarrolló hace una semana en Santa Fe, donde se pretendió presentar al espacio como la línea nacional más importante del radicalismo. Fuente: Página Política

Info Chajarí

Canal de Noticias Online

Ver todas las entradas de Info Chajarí →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: